sábado, 30 de agosto de 2014

A por la temporada otoño-invierno!

Acaba agosto, mes variado: mal tiempo, sol, calor, orbayu, trabajo comprimido en la agenda-muchos días seguidos-varios días libres agrupados; familia, noticias malas y alguna buena...la vida en sí misma...

Voy reuniendo poco a poco las prendas típicas de uso en vacaciones, sobre todo en lugares que no son Asturias, y que sé que en las calles del Oviedo clásico no me voy a poner en nigún momento. 

Otras, las de playa, aún tardarán en ser recogidas, que espero poder disfrutarla en algún día de los que quedan hasta mediados de septiembre!
                                                                      

Atrás, muy atrás, quedaron los muy escasos días de vacaciones que pude disfrutar este verano, pues con esta mi otra profesión, la de guía, en estos meses estivales no conviene irse muy lejos, pues el trabajo inesperado suele acechar en las fechas libres cuando menos te lo esperas (gracias a Dios!).

Pero me gusta compartir con vosotros imágenes tan placenteras como esta...
                                                                                

O como la de los pescadores en plena faena, al atardecer...
                                                                              

 O, como esta, curiosa, al menos...
                                                                               

Las medusas, presentes en casi toda la costa española. Ésta, como otras tantas que encontré a mi paso por la orilla, estaba bien muerta. Menos mal!

Siguiendo con los recuerdos...imborrables, a pesar del paso de los días...
                                                                            


De esas cosas que se toman sólo en vacaciones...
                                                                           
               
O ya, en el paseo diario y en el aperitivo previo a la cena...
                                                                           


 Y ya en la retirada...
                                                                               

Obviamente no voy a deciros a donde me he ido de vacaciones, ni tampoco cuando. Una cosa es compartir fotos y otra contaros mi vida, que hasta ahí no llego. 

Simplemente quería demostraros que no olvido mi blog, ni a sus seguidores, y que siempre que haya alguna cita, cultural, social, etc, que merezca la pena compartir con todos vosotros, así lo haré, a lo largode esta próxima temporada que ya asoma por las hojas del calendario: la de otoño-invierno, para mí, desde siempre, el verdadero comienzo del año.

                                                                           
A por ella!