domingo, 15 de septiembre de 2013

Don Álvaro de Carreño, un hábil asturiano de proyección internacional


Escribo hoy sobre una de las obras de artes más delicadas, preciosas y cercanas que tenemos en el Museo de Bellas Artes de Asturias, en Oviedo: el tríptico de la Adoración de los Reyes (su argumento), de Don Álvaro de Carreño (su protagonista), o del Maestro de la Magdalena (su autor), que valen las tres denominaciones, y que viajará el mes de octubre hasta enero del 2014 a Bélgica, donde fue realizado allá en los albores del siglo XVI, para participar con su delicada presencia de la exposición: "La herencia de Rogier van der Weyden. La pintura de Bruselas 1450-1520". 

Con tal motivo, el MBA proyectó una conferencia impartida por del doctorando en Historia del Arte y especialista en Historia del Coleccionismo, Juan Carlos Aparicio, que realiza, asimismo, su trabajo de investigación, (antigua tesis) sobre las galerías de Arte del Siglo XX y que está dirigido en esta tarea por el profesor de Historia del Arte, Javier Barón.

Aparicio disertó durante algo más de una hora sobre los orígenes, personajes, la escena, etc...que encierra el tríptico, situándonos al donante y protagonista del mismo, Álvaro de Carreño y a su esposa María Vázquez de Quirós en las calles de Oviedo y en otros puntos de Asturias y Europa.
                                                                               

Aparicio fue presentado por Alfonso Palacio, nuevo director del Museo y también profesor de Historia del Arte, especialista en siglo XX y realizador, en 2010, del catálogo razonado del pintor ovetense Luis Fernández, evento celebrado en el MBA en el cual le conocí y donde presentó su obra (un grueso volúmen) arropado por Lalo Azcona, quién, a través de la fundación que lleva su nombre familiar, Fundación Azcona, apoyó la elaboración y presentación del mismo.

La sala de Pintura asturiana del segundo piso del Palacio de Velarde estaba a rebosar de público interesado que siguió con gran atención la exposición del especialista, bajo la atenta mirada de los ojos de los personajes de los cuadros de Nicanor Piñole y Evaristo Valle que nos rodeaban, y asimismo, la muestra de imágenes ilustrativas, como la que os ofrezco bajo estas líneas, y que recoge, excepcionalmente, la parte de atrás de las dos alas del tríptico, que muestran, respectivamente, a los protagonistas de una Anunciación: la Virgen María y el Arcángel San Gabriel, pintados ambos en grisalla, una técnica muy utilizada en la pintura de esa época (principios del siglo XVI).  

Esta imagen es impensable observarla en la contemplación natural de la obra, pues al estar situada en la parte de atrás de las alas, donde aparecen en su parte delantera, representados los dos donantes, no se puede ver bien, a no ser que el Museo considere la opción de colocar un espejo detrás de cada una de ellas.
                                                                            

La verdad es que me encantaría contaros en este post muchas cosas de este tríptico y todos los secretos y curiosidades que encierra, pero prefiero que me acompañéis en mis www.visitasguiadasporasturias.com  para que os lo pueda explicar en persona, como guía de Turismo del Principado de Asturias que soy.
Estoy segura de que comprenderéis el porqué de mi reserva.


Don Álvaro, que fue un gran viajero, dejó todo "atado y bien atado" en su testamento, recogido en su trabajo de investigación por Juan Carlos Aparicio. 
Sobre estas líneas, un montaje con el testamento, la imagen de Don Álvaro y dos antiguas fotos de la gran fortaleza edificada sobre el antiguo castillo de Alfonso III el Magno.

Aparte de las muchas personas que acudieron a la charla, entre el público se encontraba el profesor de Historia del Arte Vidal de la Madrid, mi colega, la veterana guía de Turismo, Ana Barcia, y mis compañeras de la Alianza Francesa, y profesoras de Historia del Arte y de francés, en diversos centros educativos: Inés Villaverde, Raquel Sáez e Isabel de la Lastra.
Todas coincidimos con nuestro profesor del curso de Historia del Arte de la Alianza Francesa, el filólogo Jesús Menéndez.

En el posado, con Jesús y mis compañeras, junto al director del Museo, Alfonso Palacios.
                                                                                           

Una excelente manera ésta de comenzar la saison d'automne: nuestra primera cita con el Arte, y aunque en forma de despedida de esta bellísima obra, aún nos queda hasta octubre para seguir desentrañando, no sólo los secretos de este precioso tríptico del Maestro de la Magdalena, sino también otros muchos que encierran las excepcionales obras pictóricas y escultóricas expuestas en el muy valorado Museo de Bellas Artes de Asturias: www.museobbaa.com