viernes, 19 de julio de 2013

L'Alliance Française d'Oviedo: J'adore la langue française!

                                                                         

 Iniciamos la segunda mitad de julio con un calor "comme il faut", de verano.
                                                                  

 Escribo con el fresquito veraniego inspirador y delicioso de la noche que se cuela por mi ventana.
Los grillos y demás insectos, y las aves nocturnas me ofrecen generosamente su habital concierto nocturno.
                                                                            

Disfrutando del mismo, mis días transcurren entre unos trabajos y otros. 
Atrás quedaron las horas de lluvia, oscuridad, frío, aulas, idas y venidas...

Este año he tenido unos meses muy intensos, laboral y académicamente y, de vez en cuando me merezco un buen rato a solas, con un teclado y una pantalla en blanco delante para expresar lo que siento.

Este curso 2012-2013 he acudido varios días a la semana a recibir clases en la Alianza Francesa de Oviedo www.afoviedo.com que me han servido para conseguir, por un lado, dentro de los diplomas oficiales DELF-DALF, el nivel B-2 en lengua francesa y, por otra parte, para adquirir una gran cantidad de conocimientos sobre la Historia del Arte en los períodos del Renacimiento y Barroco italiano y francés para mieux maîtriser mon métier comme guide du Tourisme.
Una gozada.

Mis profesores han sido, respectivamente, José Borges y Jesús Menéndez
A ambos dedico este post.

En la primera foto que os ofrezco aparecemos tomando, en un ratito libre que tenía nuestro apreciado "profe" entre nuestra última clase y su próxima tarea, una cervecita, como sencilla celebración de nuestra despedida de curso.

José Borges, este profesor y filólogo francés, de raíces portuguesas, es alegre, infatigable, rápido, atento, sabio y dedicado. 
Sus clases son trepidantes desde el minuto 1 y su método muy cercano y práctico. La actualidad está presente en todas y cada una de sus enseñanzas.
Gracias José, por tu paciencia y tu eterno buen humor. 
Siempre te recordaré-te recordaremos, con una sonrisa, la tuya, y las que nos provocabas en nuestras clases.

El resto de mis queridos compañeros de clase, de izquierda a derecha: el economista y asesor fiscal Fermín Suárez, la estudiante de Bachillerato Victoria García, servidora, el ingeniero técnico Jesús Oveja, el stagiaire Guillaume Perronet (gracias Guillaume, merci beaucoup!), el economista José Ramón Bros, el propio José Borges (jersey de rayas) y delante, a mi izquierda, la filósofa Belén Friera y la filóloga Esther García

Unas letras para el stagiaire Guillaume Perronet, que también nos ha acompañado durante casi todo el curso en el aula, compartiendo con nosotros todos nuestros sentimientos, e incluso prestándose a darnos alguna clase preparatoria, en horario extra, con motivo de nuestros exámenes DELF. 
 Un buen profesor en ciernes, aparte de, como todo el personal educativo de la Alianza Francesa de Oviedo, muy atento y educado.

Con todos ellos y ellas he compartido horas de aula, de mauvais temps, de soleil à l'extérieur, de risas, de nervios previos al examen y, sobre todo, de aprendizaje. Gracias!

                                   
Bajo estas líneas, con Guillaume y Belén.
                                     

 Y aunque arriba estábamos casi todos, me faltan dos alumnas: la ya futura matemática, Rosa González, que aparece en la foto de abajo, y Silvia, una chica madrileña que llegó a mitad de curso y de la que no tengo imágenes, y otro alumno, el historiador Pelayo Fernández, en cuya foto aparece acompañado por Fermín, Jesús y José, y que cuelgo a continuación de ésta.

                                                                                 

 Por otro lado, también me gustaría compartir con vosotros, el orgullo de haber realizado el curso sobre Renacimiento y Barroco italiano y francés impartido por el entregado filólogo e historiador Jesús Menéndez.

Asistir a su clase semanal supuso para mí, como historiadora de Arte y guía de Turismo que soy, un atesoramiento de bagaje cultural, de terminología, de datos históricos, de referencias artísticas, impagable.

Jesús se da a la enseñanza, literalmente, como José, desde que comienza la clase, hasta que finaliza, e incluso sus aportaciones se prolongan con el envío de numeroso y completísimo material que enriquece aún más lo ya visto en clase. 

Éste fue el primero de los cursos de Historia del Arte que imparte la Alianza Francesa de Oviedo, espero que tenga continuidad, pues creo que, tanto para los profesores (el curso contaba con varias profesoras bilingües entre el alumnado), como para los guías de Turismo, como para cualquier amante del Arte y la lengua francesa que posean el B-2, pues el curso tiene un nivel elevado lingüísticamente hablando, estos conocimientos son de gran interés y utilidad.

Debajo, posando para mi cámara, mis estupendos compañeros del curso: el médico Leo Mata, la profesora Inés Villaverde, el profesor del curso, Jesús Menéndez, las profesoras Raquel Sanz y Isabel de la Lastra y Teresa Sentíes.
                                                  

 Horas de aula, de conocimientos, de visionado de obras de arte, de comentarios, de exposiciones, de risas, de asombros, de dudas, de intercambio de datos, de felicidad... 

Y en unas cuantas ocasiones a lo largo del curso, "visitas guiadas" por los cascos antiguos de Oviedo y Avilés, para exponer, en francés, todos los conocimientos adquiridos sobre terminología artística, en los monumentosde las épocas seleccionadas. 
Para mí, como guía que soy, una excelente práctica sobre la tarea ya realizada, que me vino como anillo al dedo.

Bajo estas líneas, celebrando el fin de curso, con Jesús.
                                                                     

 La tarta conmemorativa, aportada por Leo.
                                                                  

Lo dicho, haber compartido todas estas horas avec mes excellentes professeurs y mis estimados colegas de cursos, ha sido un auténtico plaisir

A bientôt!!