domingo, 2 de octubre de 2011

Asociación Cultural de Trubia: 10 años de entrega y amistad

En plena tarde del primer sábado de octubre, con temperaturas tórridas y playeras, despedida alargada de un verano caprichoso y variable, se celebraba en la localidad asturiana de Trubia el décimo aniversario de la Asociación Cultural Trubia, puesta en marcha por el actual alcalde pedáneo Víctor Manuel Alonso y continuada los años siguientes con auténtico afán, por el abogado trubieco Jesús González, ya experto en lides asociacionistas.


Como es de rigor, antes de comenzar los actos conmemorativos más distendidos, una misa en recuerdo de los fallecidos.

Después, en la preciosa bombonera que es el Teatro Casino de Trubia, un remake de todo lo realizado en este decenio.
Un trepidante recorrido por la memoria del exultante presidente de la Asociación, Jesús González que, micro en mano, apoyado por un montaje audiovisual con fotos de las distintas actividades, y durante una buena hora, hizo un repaso al respetable, de todo lo vivido a través de los distintos eventos organizados por esta asociación y las, en ocasiones, anónimas y lesivas consecuencias de ciertos desacuerdos: "Me han rayado el coche tres veces, se ve que hay alguien a quién no caigo bien" confesaba emocionado, a la vez que resaltaba la oportunidad que había tenido en todos estos años de conocer a mucha gente.

"Uno de los concejales del Ayuntamiento de Oviedo nos dijo, en una ocasión, que somos la asociación que más eventos hace del municipio" afirmaba con orgullo repasando presencias de conocidos personajes en los distintos actos organizados como la de alguna ex ministra (Matilde Fernández), escritoras (María Teresa Álvarez), campeones deportivos (Javi Villa), Asociación Víctimas del Terrorismo, etc...

En la primera fila de la sala de butacas, acompañado por el alcalde de barrio, el concejal de Turismo José Manuel Pando, cumplidor con Trubia en la tarde de un sábado espléndido.

Ya en la sala, o en los preparativos del posterior ágape, ocupándose de que todos los detalles estuvieran correctos, el resto de la directiva: María José López, Manuel Ayala y Ana Ayala y Emeterio Chico.

En este acto rememorativo, se homenajeó también a uno de los patrocinadores: "al que siempre que llamamos, viene", el empresario Víctor Riesgo, al quien el alcalde Víctor Manuel Alonso impuso la Medalla de Oro de la Asociación.

                                                                                  
Entre el público que casi llenaba el aforo, numerosos vecinos de Trubia y simpatizantes de la asociación.

Tras los aplausos de reconocimiento a la directiva, el ascenso, en ascensor, o por los altísimos peldaños, a la biblioteca del Casino, para inaugurar la exposición en la que a través de fotografías, carteles, recortes de prensa y otros detalles, se exponía en dos salas, sucintamente, imagino, parte del gran bagaje cultural, deportivo y humano que este reducido equipo de personas (no llegan a la decena) saca adelante cada año.

                                                                                   
A la exposición también acudieron, no sólo las autoridades ya mencionadas, sino también invitados como el piloto (y campeón) de Piedras Blancas Aitor Álvarez, o el presidente de FEAPS José Luis Crespo (con cuya asociación colaboran en la organización de las Jornadas de Deporte Adaptado).

Tampoco podían faltar trubiecos implicados como la ex vicepresidenta de la Asociación Elvira Fernández,  o el escritor y cronista trubieco Valentín Álvarez y su esposa Ana entre otros muchos y muchas vecinas de la localidad.



                                                                                
Tras las celebraciones formales, al polideportivo local a compartir un aperitivo/vino español/ ágape, o como se quiera llamar, conformado por rotundas empanadas, tortillas de patata, quesos, embutidos, pastelitos, etc, en cuya degustación es la mejor manera de relajarse y ya, en este ambiente ya más distendido, hablar de lo hecho, de lo que se está haciendo y de lo que se hará, no sólo desde esta meritoria Asociación Cultural Trubia, sino también en esta discreta villa que fue un núcleo laboral muy importante, estratégico, cultural y social, y cuyo encanto no dejarán morir esta decena de personas que se empeñan, año tras año, en organizar unas interesantes jornadas que sirven de imán para recordar que Trubia tiene aún mucho que decir. Más cosas sobre Trubia y la Asociación en http://www.trubia.es/

¡Hasta el año que viene!