miércoles, 22 de septiembre de 2010

Sabiduría empresarial gallega en tierras asturianas


Que los gallegos y las gallegas son personas muy listas no es algo que vaya a descubrir yo ahora. Lo son y lo ejercen en cualquiera de las modalidades de la vida: amistades, amores, estudios, política, relaciones sociales...y no digamos las empresariales. Con motivo de las fiestas de San Mateo (ya superadas) la Asociación Día de Galicia en Asturias, celebra desde hace 15 años sus premios a empresarios y empresarias gallegas, o con raíces galaicas afincados en Asturias. En alguna ocasión lo ha hecho en una carpa que instalaba en el paseo de la Rosaleda del Campo de San Francisco de Oviedo, pero en esta edición (desconozco si en otras) lo hizo en la Cámara de Comercio. Como anfitrión, su presidente Severino G. Vigón, el director de la misma Pedro Rodríguez y como impulsor de la asociación y del evento, Manolo Quevedo, acompañado en la mesa por el vicepresidente Ramón Oro, padre de la periodista Cristina Oro, actualmente en Madrid, en Cuatro. Catorce empresas asturianas con raíces gallegas y alguna galaica fueron las protagonistas de esta edición. El conocido Moisés Pérez (ex Casa Lin), que regenta actualmente Casa Moisés, acudió acompañado por su asesor Joaquín Fernández;  la ONCE, setenta años en Asturias, organización representada en este acto por su delegado territorial José Antonio R. Bolado, que llegó, como es habitual, acompañado de parte de su equipo: Imelda Fernández, consejera general, Abel González, presidente del Consejo y José Ramón Sánchez, jefe de Coordinación. El Hotel de la Reconquista también se llevó su premio, recogido por su director, Ramón Braña, casado con una gallega, y que estuvo acompañado del responsable de eventos Óscar Fontán; más empresas de origen gallego afincadas en Asturias: Carnicerías Rodera, representada por Ana Belén y Roberto Rodera, hijos de los fundadores, Agustín y Emilia; la empresa Tablestone, encabezada por su gerente Rafael Cordero, en compañía de su familia y de su amigo José Mª Saavedra; la asesoría fiscal y laboral Gespasa, cuyo gerente, José Luis Díaz recogió diploma y plato; el bar “La Niña Bonita” cuyo propietario, el gallego Marcos G. Barbazán “aterrizó en Asturias por amor”; los hermanos Liédanos: Ángel y Juan Carlos recogieron premio para su empresa Indelac, así como el conocido José Castro para FrioBas; el restaurante El Cenador, propiedad de José Luis Mondelo y Ana Fernández, hijo él de los fundadores José y Estrella; Gestico, cuyo gerente Emilio G. Blanco, de Souto, acudió también a la entrega; Electricidad Llano, representada por el gerente Andrés Llano, su hija Yolanda y su sobrino Carlos Díaz, y como premiados estelares, la Televisión Gallega con José Manuel Maseda, redactor jefe de Informativos, como rostro corporativo, y también Juan Carlos Bernaldo de Quirós y su mujer Laura Quintana, de Clavo Congelados, enclavada en Galicia, con orígenes asturianos, en este caso. Otros asistentes: Julián R. Donate y José Antonio Caunedo (Caja Galicia), y Juan Fernández (Campomanes 2000) y Darío López (Pierrot) se sumaron a este anual hermanamiento.                                                                                             

Lujosos dulces

Este año le ha tocado a Oviedo ser sede del bianual Campeonato de los jóvenes pasteleros de España. Hijo de su padre, Sergio Helguera, digno vástago del famoso Tino Helguera, se ha erigido como el mejor de todos. Me alegro por la parte que nos toca y por la espectacularidad de sus pruebas superadas: Ocho clases de bombones, una tarta, el postre y la especialidad de la Comunidad Autónoma a la que se perteneciera, fueron trabajados duramente por los participantes, llegados y llegada desde varios puntos de Asturias. El fastuoso postre de Sergio, elaborado y exhibido en su set del Auditorio de Oviedo, "ver pero no tocar", se llevó la palma. ¡A ver quién es el valiente de hincarle el diente! Su padre, lloroso y emocionado, me explicaba el significado del mismo: el encuentro entre dos mundos, el del viejo pastelero (representado por un magistral muñeco bigotudo y el del nuevo mundo de la pastelería, imaginado en azul. Sorprendentes también el resto de composiciones para cuyos autores también traslado mi enhorabuena. Esta crónica también la podéis leer en http://www.lavozdeasturias.es/asturias/oviedo/Sergio-Helguera-maestro-dulzuras
Os dejo aquí unas fotos que, como imágenes que son, perdurarán sin derretirse, mientras los píxeles aguanten.

Sergio Helguera recibiendo el diploma de manos del consejero de Industria y Empleo Graciano Torre

Maestros pasteleros galardonados, entre ellos Tino Helguera, a la izquierda

                                          El postre ganador

martes, 21 de septiembre de 2010

La inmortalidad de lo digital

El pasado viernes 10 he tenido la oportunidad de participar en el "nacimiento" en Oviedo, de Arte Digital, en la calle Nueve de Mayo 1.Una crónica que también podéis leer en La Lupa de La Voz de Asturias http://www.lavozdeasturias.es/asturias/oviedo/NUEVO-CHIP-ARTE-INMORTAL.
En las imágenes, Alberto y Pilar, los propietarios de esta nueva empresa, rodeados de toda su familia: los padres de Alberto: Ramón y Elena y el resto de la familia, posando para el fantástico fotógrafo Raúl Ramírez (en la foto de abajo con corbata),hijo de la conocida fotógrafa sevillana Encarna Ramirez, llegado de esas tierras sureñas acompañado de su mujer María, y uno de los pilares fuertes de esta nueva realidad en la que todos los sueños e ideas, se plasman en imágenes.
A Raúl le acompañan los hijos de Pilar y Alberto: Álvaro, el mayor, y su novia, la maquilladora Lidia Castrillo, el pequeño Pablo y la madre de Pilar, Carmen Argüelles.

Hijos e Hijas de Oviedo

Predilectos o no, el Campoamor acogió el pasado viernes la entrega de reconocimientos a los Hijos Predilectos y Adoptivos de esta ciudad. Una crónica que también se encuentra en La Voz de Asturias, en mi sección La Lupa. En esta ocasión hubo que recurrir a este precioso teatro, debido al número de galardonados y por ende, de sus familiares e invitados que se situaban, en gran mayoría, en el patio de butacas y en los palcos. Como Hijos Predilectos: la arquitecta Patricia Urquiola, diseñadora de los modernos elementos decorativos de la escena, el secretario de Estado de Economía José Manuel Campa y el presidente y consejero delegado de ACS Construcción Marcelino F. Verdes; como Hijos Adoptivos: el rector de la Universidad Vicente Gotor, el catedrático de Bioquímica Carlos López Otín y el fundador de Alimerka, a título póstumo, Luis Noé Fernández, siendo representado, como es habitual, por su hijo Alejandro. La ceremonia, de casi tres horas, estuvo ambientada por el minimalista y moderno decorado del escenario, obra para la temporada de ópera, de Urquiola, y por el espartano cromatismo de pinturas y apliques en la renovada puesta en escena para esta nueva temporada.

Juan Mari y Lucía Hidalgo, padres de Patricia Urquiola

Jacobo Cosmen, José Álvarez-Buylla, Pablo Junceda con sus esposas Inés García, Paula Rovés y María Cosmen

Chelo Sanjurjo, profesora con alma de artista

Aparte de pedir disculpas a los posibles seguidores y seguidoras de este blog... ¡Sí. Hay otros mundos dentro de mi mundo que no me dejan demasiado tiempo para sentarme a disfrutar de mi propio espacio en internet!!! (seguro que esto le pasa a la mayoría de los blogueros, al menos a los no consagrados a la causa, como yo) os traslado una crónica que me ha facilitado el profesor de Historia del Arte de la Escuela de Arte de la Escuela de Oviedo, Santiago Martínez, sobre la exposición, en Gijón de su compañera, la profesora Consuelo Sanjurjo.
En la foto, artista delante de una de sus originalísimas obras, imágenes de curiosas figuras femeninas, a las que ella llama cariñosamente "putiñas".
La inauguración fue el viernes 10 de septiembre y permanecerá abierta haste le próximo 6 de octubre.
Se encuentra en un lugar precioso: LITOGRAFÍA VIÑA, en la c/Honesto Batalón 14 de Gijón, una calle próxima al Cerro de Santa Catalina.
Son unos amplios y luminosos talleres de estampación que dirige  Beatriz Corredoira, ex- alumna de la Escuela de Arte de Oviedo. En el taller pueden verse planchas de grabado de un valor considerable y desde las ventanas se observa una panorámica de los verdes prados del Cerro que ascienden hasta el Elogio del Horizonte de Chillida. Un lujo.
 La exposición consta de  12 obras de distintos formatos realizadas con la técnica gouache que representan estas singulares figuras femeninas, elegantes y dicharacheras, cargadas de joyas y que trasmiten un poco de desenfado, otro poco de alegría y en ocasiones, mucha melancolía.
La inauguración, según me traslada Santiago, estuvo muy animada. Por allí pasaron como no! bastantes profesores de la Escuela de Arte de Oviedo, compañeros de Chelo como Nelly Campano, profesora de Historia del Arte, Jose Antonio Casanueva, profesor del Proyectos, Beatriz Corzo, profesora de Informática, Mª José Vallines, profesora de Dibujo Técnico, María Álvarez, profesora de grabado....también estuvo arropada por sus amigos  Olga Luna, que participó en el montaje de la obra -muy elegante por cierto- y Fernando Suárez, amigo y decorador que se encargó de realizar algunas fotos.
Artistas conocidos para todos , como el escultor Fernando Alba  o la inestimable Fernanda Álvarez también estuvieron con la especial Chelo Sanjurjo.